Argumentación jurídica

$1.00
997021_1465498173705729_7718587355269048006_n

Todo  aquel  que  ejerza  profesionalmente  el  Derecho,  forzosamente  desempeña tareas  argumentativas.  Ahí  reside  la  importancia  de  la  materia  que  ocupa  la  presente guía.  Si  bien  todas  las  materias  de  nuestro  plan  de  estudios  tienen  una  finalidad específica en función de su importancia para la formación de los nuevos juristas, existen algunas materias de carácter formativo que ayudan no solo a conocer el Derecho, sino a entenderlo. 

Como  abogados,  nuestro  objeto  de  estudio  es  compartido  con otras profesiones: 
Un  arquitecto  conoce  y estudia  la  reglamentación  de  construcción;  un  médico  conoce  la reglamentación sanitaria; y un contador conoce perfectamente la legislación fiscal. En ese sentido  invito  al  lector  a  reflexionar  ¿Qué  nos  separa  a  los  estudiosos  del  Derecho  de otras profesiones que también trabajan de manera accesoria con leyes? Posiblemente la primera respuesta sea que mientras ellos lo hacen de manera dependiente, los abogados lo  hacemos  como  actividad  principal.  También  se  puede  pensar  que  mientras  ellos conocen una sola materia del Derecho, nosotros contamos con una formación integral en varias  ramas  del  Derecho.  Ambas  respuestas  se  encuentran,  en  el  mejor  de  los  casos, 
incompletas. 

La  respuesta  correcta  es  que  los  abogados  contamos  con  nuestros  propios métodos, entendemos la lógica de aplicación del Derecho y sabemos argumentar. Por eso un abogado que no sabe argumentar no es nada más que una pila de conocimiento legal 
incapaz de ejercer adecuadamente nuestra noble profesión. 

Características del curso

  • Conferencias 1
  • Cuestionarios 0
  • Estudiantes 13
  • Evaluaciones Si
$1.00